El día de las banderas

banderas

La ciudad se engalana y saca a lucir su mejor imagen para la fiesta. Un momento histórico que casualmente se alterna con el deporte rey. Por ello cada balcón saca con orgullo su bandera en una muestra de interés y de unión en la celebración. Rojos y gualdos ventanales con águilas y otras que se escaparon al vuelo, algún león y otras tantas furtivas y perseguidas, forman una comitiva al viento para dar paso a un capítulo más de la historia.

Un motivo trascendental que se queda pequeño al lado de otros muchos que componen el verdadero día a día. Por ellos yo saco mi bandera. Por los que con esfuerzo hacen que la vida sea mejor para los demás. Por los que hacen guardia por la noche para que no nos falte nada y por los que no les importa madrugar para poner con esmero las calles. Por el que trabaja todo el día y disfruta de su tiempo libre con ilusión, por la sonrisa de nuestros niños en la calle y las auténticas historias que repiten y recuerdan con cariño y nostalgia los mayores.

Por el que ama hasta que le duele y los que enfrentan con optimismo y entereza la enfermedad. Por los que combaten la crisis con una sonrisa y los que dejan todo por ayudar a los demás. Por nuestra risa y broma, nuestros paisajes y escenarios, por la cultura impregnada de letras y libros de los más grandes autores y la gastronomía que lejos  tanto se extraña.

Por los jóvenes que desde otros rincones te anhelan y los que aquí resignados se han quedado. Por el carácter y genio, el sarcasmo e ironía que de ellos hacemos nuestra gran gala. Por el espíritu de lucha y superación, también los momentos solidarios y de unión en donde las tristezas se han compartido y hecho de todos. Por el perdón y la valentía mal entendida. Por el duende, la magia y la bondad de tus gentes.

También en tanto espacio hay cabida para defectos, no los negamos aunque en este caso intentamos por un momento no recordarlos. Un compendio de virtudes y de tradiciones algunas de ellas divertidas otras hasta casi medievales, que forman tu ser y tu verdadera historia. Todo ello es una buena representación de esta marea y aunque de esto se suele hablar menos, no tengo dudas que por esto yo siempre sacaría mi bandera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s