Tu otro ‘yo’

tu otro yo_72

“Me gustaría mirar todo de lejos, pero contigo” Mario Benedetti

Avanza fuerte con decisión, sin mirar atrás. Las grandes ideas son así, corazonadas que se sienten, más que lo que en el fondo se pueden ver. Pasos firmes que te hacen madurar y tomar decisiones. Pequeñas sorpresas del camino y miles de proyectos en los que no se pone sólo esfuerzo, sino mucha ilusión. Una andadura en la que no estás solo y en donde siempre somos dos.  Tu otro ‘yo’, guía y compañero de fatigas y desvelos.

Porque tú siempre valiente, te lanzas sin pensar y corres todos los riesgos por vivir. Mientras yo medito, te ofrezco mil razones para no hacerlo y cuando ya no me quedan opciones para detenerte, incluso te muerdo intentando a la desesperada que me escuches. Con esto lo único que consigo es tu enfado y que me ignores aún más, aunque luego siempre vuelves a mí.

Aún recuerdo ese primer amor tan intenso y emocionante que luego se volvió amargo y duro. Tal vez demasiado difícil de digerir. Yo te lo advertí pero como siempre tus impulsos me ganaron y luego me tocó admitir mi razón. Te intenté agarrar, sostener para que no te estrellaras pero me venciste en la partida  y luego ya sólo quedó recomponer ese corazón. Juntos reunimos fuerzas para arreglar un dolor que se hacía agobiante. Juntos nos hicimos fuertes y crecimos. Un claro ejemplo de lo que es la esencia de la vida  y la batalla que habíamos ganado.

A ésta le han seguido innumerables vivencias, pero al final cada una encontró su sitio. El tiempo nos dio a los dos un lugar y la oportunidad de un protagonismo. Una cara que puede resultar más antipática, preocupadiza o cobarde, pero que forma tanta parte de ti como tus ganas locas de emprender, de reír y de arriesgarte con todo. Un equipo perfecto para lidiar con el destino y las pruebas de la vida. Y es que cuando  tú caigas, yo te levantaré y cuando sea yo quien peque de negativo, déjame con tu sonrisa en evidencia desarmando mis argumentos. No apostemos por la razón ni por intentar mandar el uno sobre el otro, porque en nuestro equilibrio se encuentra la virtud y en este contraste, el magnetismo de la personalidad y el arte de vivir.

Anuncios

4 pensamientos en “Tu otro ‘yo’

    • El juego de la ambigüedad y las dos personalidades que nos suelen volver locos, pero a la vez tan necesarias para estabilizarnos. Muchas gracias, para ingenioso y bonito, tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s